Jamón Ibérico El ingrediente estrella para reinventar los aperitivos

Jamón Ibérico El ingrediente estrella para reinventar los aperitivos 

Coctel con jamón ibérico creado por el chef Mikel Alonso para Ham Passion Tour 
Foto: Andrea Tejeda 

Hacerte del tiempo,  puede explicarse como una ligera pausa en la vida laboral acelerada. 

Un fin de semana para disfrutar y la disminución del ajetreo de la ciudad son dos de los factores que hacen tener un pequeño respiro. Aunado a ello, los días soleados, y los pretextos suficientes para escapar en fines de semana se vuelven el marco perfecto para las reuniones con los amigos. Los aperitivos, las bebidas y algunos postres deben considerarse como las herramientas para pasar un rato agradable, y aderezar con música. Si estás planeando alguna convivencia en una tarde en la que el clima es impredecible en esta ciudad, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

Si tenemos huéspedes en casa, las tapas, sin duda, cumplen con las características necesarias para deleitar el paladar, además de ser de rápida y fácil preparación. El jamón ibérico, producto estrella de la gastronomía española, puede convertirse en tu aliado para conseguir un menú distinto y acertado al que acompañar con vinos, cócteles y cerveza.

EL APERITIVO IDEAL PARA LAS TARDES CÁLIDAS 
El aperitivo estrella del verano combina los aromas, sabores frescos y dulces de las frutas para fusionarse con la intensa personalidad del jamón. Un cóctel a base de vodka, melón verde, maple y un toque de menta, genera notas delicadas y suaves en boca que terminan de combinarse con una brocheta de jamón ibérico. Una mezcla de sensaciones e ingredientes que armonizarán la plática entre los invitados. 
 
UNA SEGUNDA OPCIÓN NO ESTÁ DE MÁS
Siempre piensa en los sabores para aportar frescura extra a través de las propuestas gastronómicas desde casa. Si quieres sorprender a tus invitados te sugerimos un tartar de camarón con cebolla, sal y pimienta, bañado en sopa de jitomate y fresa, y coronado al final con virutas de jamón ibérico. Adereza con aceite de oliva para obtener nuevos sabores en boca. 
 
Postre piña especiada + ibérico y bizcocho y helado
creado por el chef Mikel Alonso para Ham Passion Tour 
Foto: Andrea Tejeda 

ES MOMENTO DEL POSTRE 

La piña es una de las frutas icónicas del trópico. Y, también, la protagonista en el postre. Una piña especiada -asada a 180º C. por 10 min.- y espolvoreada con el sabor profundo del jamón ibérico y la frescura de un helado de coco convergen en texturas y notas mixtas. El jamón, en este plato, se encuentra presente de una manera amena y discreta, pero conservando su sabor individual.

TIP: El jamón ibérico debe consumirse, preferentemente, a temperatura ambiente. Servirlo frío o demasiado caliente hará que pierda matices, sabores y aromas. Su refrigeración también es otro factor importante. Debe ser refrigerado entre 2ºC y 5ºC y, antes de preparar cualquier platillo, debe reposar unos 30 minutos para tomar la temperatura ambiente. Si el empaquetado del jamón está “al vacío” no es necesario refrigerar, siempre y cuando esté en un lugar fresco y seco. 
 

¿Sabias que...? México es un destino creciente para el Jamón Ibérico ya que las exportaciones españolas de Jamón Curado han encontrado en México –decimoquinta potencia económica mundial y segunda iberoamericana- un mercado en constante crecimiento.

Europa cuenta con una clara posición dominante, siendo España el primer proveedor de Jamón Curado en México en valor con diferencia, y una cuota de mercado del 65,48 % del total de las exportaciones (sin deshuesar + deshuesado), aunque alcanza el 85,58% en el segmento de Jamones y Paletas Curados sin deshuesar, según los datos publicados por ICEX.

Las evidencias saludables del producto ayudan, ya que multitud de estudios científicos demuestran que la grasa del cerdo ibérico presenta contenidos elevados en ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado con reconocidas propiedades cardiosaludables. También aporta vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6) y D, es fuente de minerales como el hierro, zinc, calcio, fósforo o magnesio, aminoácidos esenciales y proteínas de alto valor biológico. Además, contiene polifenoles, con propiedades antioxidantes. 

 

Publicación más antigua Publicación más reciente